Publicado el

Axolotl

veleidad

Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotl. Iba a verlos al acuario del Jardín des Plantes y me quedaba horas mirándolos, observando su inmovilidad, sus oscuros movimientos. Ahora soy un axolotl.

El azar me llevó hasta ellos una mañana de primavera en que París abría su cola de pavo real después de la lenta invernada. Bajé por el bulevar de Port Royal, tomé St. Marcel y L’Hôpital, vi los verdes entre tanto gris y me acordé de los leones. Era amigo de los leones y las panteras, pero nunca había entrado en el húmedo y oscuro edificio de los acuarios. Dejé mi bicicleta contra las rejas y fui a ver los tulipanes. Los leones estaban feos y tristes y mi pantera dormía. Opté por los acuarios, soslayé peces vulgares hasta dar inesperadamente con los axolotl. Me quedé una hora mirándolos, y salí incapaz de otra cosa.

Ver la entrada original 1.828 palabras más

Acerca de manonmona

MANON KUBLER. PERIODISTA , ESCRITORA EN RETIRADA. A LA SAGA DE UNA NUEVA CRONICA. PREPARO MIS BALAS. EXPULSO MIS FUEGOS. AFINO MIS LLAGAS. AVANZO. ME DEMORO. VUELVO A AVANZAR. BUSCO ESTOMAGOS QUE SUJETEN TOXICOS Y EXTREMOS. AQUI ESTOY, A LA SAGA, VIVIA Y SOBREVIVIDA PARA LA ALEGRIA DE POCOS, SALUD MANON

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s